¿Cuando acudir al psicólogo del deporte?

Esta es una pregunta que nos  hacen a menudo en los cursos y la respuesta es la misma, ¿de qué tipo de psicología estamos hablando? contestamos con una pregunta: ¿cuándo acude un deportista a un preparador físico?¿cuándo va un deportista a un fisioterapeuta? cuando hay una lesión o solo por el mero hecho de que su cuerpo se sienta mejor.

¿Cuándo puedo solicitar a un profesional que trabaje y me ayude a planificar la temporada o preparar una competición? En ese caso acuden aquellos deportistas, que sin tener ningún problema, quieren hacer un entrenamiento de ese otro músculo del cuerpo que tiene la manía de acompañarnos al gimnasio a las competiciones y entrenamientos, nuestra mente.

Un músculo que sufre, tensiones, presión, nervios, ansiedad, etc; entre otros. Y lo hace no solo en competición, en algunos entrenamientos también. Estamos hablando de personas sanas sin ningún trauma, enfermedad o trastorno. Solo deportistas que quieren mejorar su rendimiento o estar entrenados y sacar el 100% de su potencial.

Estos no son los únicos, hay personas que acuden a trabajar con un psicólogo del deporte, porque no les salen los resultados en la competiciones, porque están recuperandose de una lesión, por algún problema de insomnio, ansiedad o estrés, deportistas que se han bloqueado o los que no son capaces de tomar decisiones.

 

Luego están los que vienen por que lo ha decidido sus padres, un entrenador o cualquier persona de su entorno.

 

Están empezando a acudir aquellos deportistas que han decidido retirarse y necesitan, orientación, orden que su vida continúe después de años dedicados a una rutina, horarios y disciplina. Este grupo es muy interesante y que merece una mención especial después de tantos años de dedicación, sacrificio y esfuerzo (aún teniendo su trabajo y su familia) se sufre al sentirse fuera, en un medio que no controlan o que no ha sido el suyo nunca.

 

Desde este punto de vista el que acude a preparar su mente, no esta loco, no tiene trastorno o no es una persona sin recursos, es todo lo contrario una persona entregada a su deporte, valiente, decidida y con ganas de superación de mejorar y de conseguir el rendimiento para el que esta preparado.

 

Y tras esta pregunta otra que suele salir es, y ¿cómo elegir el profesional adecuado? pero esta lo dejaremos para el próximo post.

Toñi Martos

 

 

COMENTAR