La despensa del Runner.

 

A partir de ahora estos alimentos deben estar presentes en vuestra despensa por diversos motivos. Iremos descubriéndolos poco a poco ya que los resultados son fruto de muchas variables como el tiempo o el estado de ánimo, vamos a tener bien atada la única que podemos controlar, la alimentación, y a comenzar haciéndolo desde la despensa, tenerla bien provista de alimentos variados es la clave.

LOS ANTICOAGULANTES NATURALES

La sangre fluye por las venas y arterias con facilidad, pero ... ¿Qué pasa cuando se rompe un vaso?

La sangre se coagula para detener la hemorragia y cuando este proceso se pone en marcha los anticoagulantes también lo hacen para limitar la coagulación a la zona del daño y no extenderla evitando el riesgo de obstrucciones sanguíneas.

Tenemos que tener en cuenta que el hierro evita la coagulación y que la Vitamina K consigue el efecto contrario así que lo ideal para tener una buena circulación es que exista un equilibrio. Como curiosidad las personas con anemia por deficiencia de hierro tienen altos niveles de vitamina K.

Alimentos ricos en vitamina K son el brócoli, la col o la coliflor.

Los ácidos grasos omega 3 son fenómenos para esto, muy conocidos para reducir el colesterol. El salmón o los frutos secos son alimentos ricos en este tipo de grasa.

Los alimentos ricos en Vitamina E como los pimientos, kiwis, tomates o el mango. Otros alimentos anticoagulantes son el limón, la piña, ajo, jengibre, cebolla, melón, albaricoque, fresas…

Despensa Runner

Debemos llegar a un equilibrio entre todos y no tomar mucho de solo uno de los bloques, como siempre apostaremos por la variedad. Aquí os dejo una receta ideal  que combina ambos grupos:

 

Ensalada templada de brócoli con nueces y tomates. (2 personas)

  • 1 paquete de brócoli congelado o 2 tronquitos de brócoli.
  • 3 tomates de ensalada.
  • 15 nueces.
  • Limón.
  • Aceite.
  • Ajo

PREPARACIÓN: 

Sofreír el ajo en una sartén junto a dos cucharadas de aceite de oliva virgen, cuando empiecen a dorarse añadir los tomates cortados en dados y el zumo de un limón.

Por otro lado cocer el brócoli, lo ideal es hacerlo al vapor.

Cuando tengamos el tomate “reducido” pero son que se deshaga lo mezclamos con el brócoli y le añadimos las nueces previamente picadas.

Captura de pantalla 2015-10-30 a las 12.34.46

COMENTAR