¿Cuál es el tipo de entrenamiento más adecuado?

Podemos hacer un trabajo de entrenamiento muy diferente en función de los objetivos que queremos marcarnos.

¿Cuál es el tipo de entrenamiento más adecuado?

Están apareciendo diferentes formas de entrenar, pudiendo trabajar fuerza, técnica de la carrera... podemos realizar un trabajo de umbrales o también el llamado entrenamiento invisible.

Ahora bien, ¿Cuál de todos estos trabajos es más importante? Lo importante es definitiva es fijarnos un objetivo en base a cual centrar nuestro entrenamiento.

Podemos trabajar con umbrales, es decir, escuchando a nuestro cuerpo y trabajando esos ritmos que nos limitan, esas barreras que nos va marcando nuestro cuerpo. Podemos trabajar esto a través de las series.

series

Otra forma de entrenamiento es trabajar la fuerza. Trabajando en este sentido conseguiremos prevenir las lesiones gracias a la fortaleza muscular que nos aporta este tipo de entrenamiento. Los músculos son los que sostienen nuestro cuerpo, el sistema muscular nos sirve de apoyo por lo que un trabajo de fuerza como este es vital para nosotros, los runners.

Fundamental a trabajar, nuestra forma de correr o lo que es lo mismo: La técnica de la carrera. Correremos de una forma más eficiente si mejoramos nuestra forma de correr.
Por lo tanto, trabajando la técnica de la carrera conseguiremos correr más rápido cansándonos menos.

Para tener una carrera efectiva son importantes tres puntos:

  • Tener el pie fuerte.
  • Tiempo mínimo de impacto del pie contra el suelo.
  • aplicar toda la fuerza necesaria.

Puedes trabajar esta técnica haciendo ejercicios de propiocepción, de coordinación y amplitud o ejercicios de tracción, de batida, skippings, desplazamientos laterales... y para mejorar el braceo os recomendaría incorporar las pesas. Por ejemplo, algo tan sencillo como imitar el movimiento del brazo en carrera sosteniendo una pesa de 2 kilos y medio.

El entrenamiento invisible es un entrenamiento que no se ve y que nos hace mejorar nuestro rendimiento. No sólo es importante el entrenamiento en si, hacer kms, trabajar la fuerza, técnica y demás... también debemos adquirir unos hábitos que hagan que el resto de horas de nuestros días no hagan perder todo lo ganado en el entreno.  Por ejemplo, usar menos el coche y más las piernas. Una buena alimentación, un buen descanso… cosas sencillas que nos llevarán por un camino saludable.

A veces son estas pequeñas cosas las que hacen diferenciarnos del resto de corredores, no hay que olvidar que con “pequeños gestos se consiguen grandes hitos”.

No hay un trabajo más importante que otro, como os decía, lo verdaderamente importante es adaptar nuestro entrenamiento al tiempo del que disponemos, al objetivo que queremos marcarnos y a nuestro estado físico.

1 comment

  1. Josan Lorca 16 mayo, 2016 at 18:04 Responder

    El entrenamiento invisible es muy importante y además aconsejable.Yo suelo combinar running, bici , pesas, ejercicio al aire libre, caminar,natación,…
    Un abrazo Chema.

COMENTAR