Alimentos Sanos, No Confundirlos con los Ligth.

Hoy en día es muy habitual encontrar algún alimento ligth en la nevera o despensa de casi todas las casas de nuestro país.

Cuando vamos a plantearnos el menú semanal o mensual o a hacer la compra en caso de que no seas de los que planean el menú tenemos que hacernos la siguiente pregunta:

¿Qué es mejor para mi cuerpo a largo plazo? ¿Comer sano o comer ligth?

Vamos a ver las diferencias:

Sano: un alimento “sano” es aquel que no ha sido procesado o que lo ha sido lo menos posible y al que no le han añadido aditivos o sustancias que no encontraríamos en una despensa de forma habitual (¿quién de nosotros tiene E-320 o acesulfamo potásico-S en la suya?). Que sea sano no quiere decir que no engorde, eso es muy importante. Os voy a poner un par de ejemplos:

1. Ensalada: una ensalada de canónigos, con queso de cabra ecológico, tomates, zanahoria, nueces, vinagre de módena, aceite y sal es una comida muy sana y que contiene aproximadamente (ración media de un adulto) unas 550/600 calorías.

2. Lentejas guisadas con verduras 350 calorías por plato.

¿Veis la diferencia? Los dos son ejemplos de comida sana, sin embargo la primera contiene más calorías que la segunda, lo que no significa que nos engorde más, si no que nos aporta más calorías a la suma total del día.

Ligth: un alimento “light” es aquel que contiene al menos una cuarta parte o menos de azúcar que su equivalente normal o que contiene menos de 3gramos de grasa por cada 100 gramos de producto. Cuidado, porque hay alimentos que pueden denominarse ligth por su contenido en azúcar y tener mucha grasa.

En cuanto a los edulcorantes, no existe evidencia científica de que ayuden a la pérdida de peso, todo lo contrario, ya que siguen activando la formación de insulina y nos provocan (de igual manera que el azúcar) los temidos picos de glucosa e insulina, pero sí que la hay de que puedan provocar efectos nocivos sobre nuestra salud. 

La legislación española permite el uso de 6 edulcorantes. Los más conocidos son el E-951 (Aspartamo) y el E-954 (Sacarina), pero también son los más perjudiciales (1) Tanto que en países como Francia o Canadá han prohibido el uso de la Sacarina, mientras que en EE.UU es obligatorio indicar que algunos componentes de la sacarina pueden ser peligrosos para la salud ya que alteran la flora intestinal facilitando el aumento de peso, dificultando niveles estables de azúcar en sangre y aumentando el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Los edulcorantes no aportan calorías porque pasan por el sistema digestivo sin ser digeridos. Precisamente esto es lo que les hace peligrosos, ya que dañan nuestra flora intestinal al llegar intactos al contacto con ella. Además, este estudio (2) de la prestigiosa revista Nature demuestra que al ingerir aspartamo o sacarina el nivel de azúcar en sangre se eleva más que consumiendo azúcar normal. Obviamente no todo el mundo responde de igual forma ante ellos, pero sí que se produce este efecto en una gran parte de la población.

Así que, teniendo en cuenta estos estudios, podemos llegar a la conclusión de que la mejor opción siempre serán los alimentos “sanos” y naturales.

alimentos sanos

Algunas de mis recomendaciones son:

-   Tomar frutas y verduras de temporada: son las mejores y las que están más cargadas de nutrientes. Cuanto menos tiempo pase desde que se recolectan hasta que las comemos, mejor.

-   Nunca comprar alimentos ligth, zero ni bajos en grasas. Creo que ha quedado claro el motivo. Si nos apetece tomar un refresco, tomemos el normal, son 150/200kcal que nos las habremos quitado de otra cosa si tenemos buenos hábitos diarios.

-   No consumir sacarina ni edulcorantes químicos en la medida de lo posible. Las mejores opciones son la stevia y ya, para nota, el azúcar moreno.

-   Realizar una lista de los alimentos procesados que consumimos normalmente (más de 3 o 4 veces por semana lo podemos considerar algo habitual) y fijarnos en la cantidad de edulcorantes o aditivos tales como colorantes o saborizantes que contienen e intentar eliminarlos o buscar sustitutos sanos.

Y sobre todo, pensar que si nuestros abuelos han llegado a tener 80 años sin haber tenido bollería industrial, refrescos, alimentos preparados para meter en el microondas y un largo etcétera, nosotros también podemos: es cuestión de organizarse y planear bien nuestras comidas.

Captura de pantalla 2015-10-30 a las 12.34.46

1.     Consumption of artificial sweetener– and sugar-containing soda and risk of lymphoma and leukemia in men and women. The American Journal of Clinical Nutrition, 2012.

2.     Artificial sweeteners induce glucose intolerance by altering the gut microbiota. Nature, 2014

4 comments

  1. Josan Lorca 21 abril, 2016 at 14:36 Responder

    Hay que tomar frutas y verduras, y seguir nuestra dieta mediterránea que es una de las más sanas del mundo:aceite de oliva, ensaladas, pescado, frutas, verduras,…
    En la actualidad , la cultura americana ha invadido nuestras mesas y abusamos de comida rápida poco recomendable.
    Saludos.
    Felicidades Chemita.Has hecho una competición extraordinaria en Sables.
    Un verdadero campeón, dentro y fuera de la competición.

  2. Alfonso Iglesias Ortega 22 abril, 2016 at 11:43 Responder

    Buenos dias, mas que un comentario me gustaria dejaros una consulta,tengo una serie de dudas y me gustaria si es posible que me la resolvierais.
    Yo tengo la costumbre despues de correr de comer un platano e incluso a veces dos si el enteno es intenso, yo entreno entre 5 o 6 veces a la semana por lo tanto me como entre 5 y 8 platanos semanales, he oido que comer mucho platano no es bueno, tambien he oido lo mismo con los carbohidratos, yo como pasta en ensalada una vez a la semana, la duda es, ¿es verdad lo que dicen de comer mucho platano y carbohidratos es malo? si es asi, ¿cual es la medida adecuada?
    A la espera de su respuesta muchas gracias por vuestro tiempo y un saludo de un admirador tuyo Chema, que parte de culpa tienes que cada dia salga a correr cuando no hace mucho tiempo era un sendentario de sofá, asi que gracias.
    Alfonso.

    • Administrador 5 mayo, 2016 at 11:52 Responder

      Hola Alfonso. Muchas gracias por tu comentario. Intentaremos resolver tus dudas en nuestra sección mensual #NoPiensesPregunta.

COMENTAR