Consejos para correr en el desierto.

Dentro de unos días comienza una nueva aventura para mí: El Maratón de Sables. Como algunos ya sabréis el año pasado realicé por primera vez esta prueba. Algo que me permitió conocerme más y sobre todo quedarme con muchas ganas de volver. Sables 2015 me enseñó cuáles eran mis puntos débiles, aquellos en los que debía trabajar más.

Cuando te enfrentas a un desafío como correr en el desierto se presupone que has realizado el entrenamiento necesario para correr en condiciones tan extremas como estas. Os dejo algunos consejos para correr en el desierto.

Todo con lo que vayamos a competir tenemos que haberlo probado antes. Esto es algo muy importante. Cuando estás solo en medio de una duna el mínimo problema se convierte en una tragedia por lo que, insisto, es muy importante haber comprobado que ese material no nos da ningún problema y que es el adecuado para nosotros.

Hidratación. Si en cualquier carrera es importante este factor, en el desierto es clave. Vamos a enfrentarnos a condiciones climáticas muy extremas, por encima de los 40 grados. Tenemos que hidratarnos antes durante y después, debemos llevar nuestro cuerpo perfectamente hidratado a lo largo de todo el día ya que los problemas que te produce una deshidratación (hormigueos, falta de fuerza, mareos…) se produce de forma muy rápida y puede hacérnoslo pasar muy mal, por lo que hay que cuidarlo muy mucho.

Cuidar nuestra piel. Hay que protegerse del sol, hay gorras que están preparadas específicamente preparadas para este tipo de pruebas. Incorporan tejidos especiales y buff que nos protegen a la perfección cabeza y cuello. La protección solar debe acompañarnos durante toda nuestra aventura, hay que echársela una media hora antes de salir a correr. Ese punto de protección solar nos ayudará a poder aguantar las temperaturas tan extremas.

chema-sables-post

Cubrir los pies. Uno de los puntos débiles en estas pruebas son nuestros pies: las rozaduras, los pies hinchados, las fricciones que se producen por los impactos con el suelo y el calor.  Es importante cubrirlos, unas polainas son indispensables, algo prioritario, no podemos ir al desierto sin polainas, estas garantizarán que podamos continuar la marcha y minimizarán la posibilidad de que nos entre arena reduciendo el riesgo de ampollas.

Equilibrar nuestra mochila. Es una prueba de supervivencia por lo que llevar un peso adecuado en nuestra mochila, que como sabéis tenemos que haber probado antes, es muy importante. Hay que tener en cuenta que llevar más peso es un lastre para nosotros. Tampoco podemos ir demasiado ligeros ya que necesitamos comida para poder recuperar nuestras fuerzas, de ahí que equilibrar este peso sea tan  importante. Yo procuro ajustarlo al mínimo pero hay que ser consciente de que es importante alimentarnos. Yo reconozco que voy muy al límite porque quiero poder competir con los mejores, juego un poco con ese déficit de kilocalorías y trato de ajustarlo al mínimo. El desgaste de esta prueba es tremendo y vamos a necesitar todas esas kilocalorías que vamos a ingerir. Tenemos que elaborar nuestra estrategia siendo conscientes de lo que vamos a necesitar sin que  el peso nos suponga un handicap para esta prueba.

El cambio de pisada. Un consejo a nivel técnico es la pisada, la mayor parte de los kilómetros que vamos a hacer los realizaremos por dunas, esta pisada no tiene nada que ver con la pisada que realizamos en el asfalto. Previamente tenemos que haber entrenado este tipo de pisada en el que  no tenemos una superficie fija donde apoyar nuestro pie. Tiene que ser una pisada suave, intentar acariciar la duna, levitar o volar a través de esas arenas del desierto y no hundir nuestra pisada ya que el desgaste de energía sería tremendo. Yo intento que el contacto con la arena sea el mínimo posible de forma que no malgastemos nuestras fuerzas.

Y como vosotros, yo también necesito de los consejos del Equipo A. Por eso, de cara a esta prueba he pedido a mis amigos y compañeros que me aconsejen y me den ese último empujón de cara a este reto para el que ya falta muy poquito.

Andrea Cañas, Coach Nutricional del Equipo A, hoy mismo ha publicado un post en el que nos da consejos de nutrición para plantar cara a desafíos como el de Sables.

#NoPiensesCorre #ATopeSables.

Chema Martínez.

5 comments

  1. Josan Lorca 4 abril, 2016 at 11:37 Responder

    A puto tope Chema.Este año estamos convencidos de que vas a dar mucha guerra en Sables y , si no sufres ningún percance(Dios no lo quiera), puedes ganar esta prueba tan extrema.
    Estamos contigo crack.
    No nos hagas sufrir mucho.

    • Administrador 6 abril, 2016 at 07:48 Responder

      Hola David, muchas gracias por el comentario. Podrás seguir a Chema a través de este blog, en Marca y en las redes sociales con el hashtag #ATopeSables.

  2. carlos mosquera 6 abril, 2016 at 11:10 Responder

    Chema no lo conozco pero creame que lo admiro y lo respeto, no cualquiera se le mide a este reto. Yo aspiro correr x primera vez en el decierto de la guajira y tomare sus valiosos concejos. Espero nos comparta un buen video de sables. Mucha suerte

COMENTAR